El Neo-Informalismo de Aimee Joaristi

Aimee Joaristi, grafito sobre papel, 28 x 23 cm. 1976

Aimee Joaristi, grafito sobre papel, 28 x 23 cm. 1976

 “Siempre me ha interesado el juego de planos, las profundidades y la superposición de realidades. En mi adolescencia, lo representé figurativamente, a través de un tablero de ajedrez; hoy, el mismo tema y sus dobleces, reaparece en el mismo mundo de intereses creados, y el tablero de ajedrez vuelve, plano sobre plano, utilizando juegos de luz y sombra.”

Aimee Joaristi

 

Tápies, Dos Mantas llenas de paja.

Los tonos tierra, los negros y los grises de la denuncia abstracta de los informalistas españoles contra la violencia y la guerra, marcan la infancia madrileña de Aimee Joaristi e influyen en su pintura y escritos, llamando nuestra atención sobre el hecho de que la guerra es siempre interna y no ha terminado.

Aimee Joaristi, La feria del laberinto” técnica mixta sobre lienzo, 110 x 77 cm.  2013.

Aimee Joaristi, La feria del laberinto” técnica mixta sobre lienzo, 110 x 77 cm. 2013. Seleccionada por Saatchi Art.

En sus primeras muestras, está imbuida del pop y el estereotipo de los colores desenfadados del trópico, al que se traslada en su adolescencia y que marca una buena parte de su intención pictórica, hasta que descubre que los colores originarios no son ni rosa mexicano ni verde proceso, sino propenden a los tonos tierra y a los tintes naturales, colores que se han vuelto fantasmas en tierras turísticas calificadas de “coloridas y exóticas”.

Aimee Joaristi, Fantasma, mixta, 227x123cm, 2013

Aimee Joaristi, Fantasma, mixta, 227x123cm, 2013

Luego de su encuentro con la oscuridad de sus “Fantasmas” serie de collages tenebrosos, recala en los “SILENCIOS” paralelamente a sus reflexiones y narraciones, poniendo de relieve que el vacío de la violencia y el culto al poder, no han acabado.

En sus “SILENCIOS Y GRITOS”, la fuerza de la tierra y la mirada negra del barroco español vuelve a imprimir sus pinturas y es entonces innegable que la primera imprimación del arte en su infancia, sigue viva, prefiriendo emplear los tonos de la tierra, el blanco puro, que toma relieve con el difuminado del aerosol negro y diversas tonalidades de gris y marrón en distintas intensidades, una ausencia del color que confiere al conjunto de la serie, un carácter de marcada austeridad.

Aimee Joaristi, Alarido, técnica mixta sobre lienzo, 150 x 150 cm. 2015.

Su mirada, intentando hurgar en el fondo del pozo oscuro del miedo, se traduce en un arte abstracto no geométrico, que reivindica la materialidad de la pintura, y sus múltiples posibilidades técnicas. Como la figuración no es sustantiva en su trabajo, asume el color como su materia y sujeto pictórico. Este párrafo que sigue, lo escribió ella en ese sentido:

“¿Por qué matamos? Por miedo. ¿Por qué odiamos? Por miedo. ¿Por qué mentimos? Por miedo. ¿Por qué callamos? Por miedo.

El miedo es el peor enemigo del pensamiento equilibrado y cancela cualquier otro sentimiento. Refleja el sempiterno temor subyacente a la muerte, en cada una de nuestras acciones, y sólo superándolo- o al menos reconociéndolo-, habremos dado un paso firme hacia el amor, final absoluto de nuestra existencia.”

Aimee Joaristi

“Lo informal no es una corriente y mucho menos una moda. Es una situación de crisis”, esta descripción de Giulio Carlo Argan, el arquitecto y profesor de Historia del Arte en la Universidad de Roma, confirma que esa situación crítica no ha terminado sino que se ha afianzado en el tiempo. Esta afirmación la encontramos no verbalizada en la pintura de Joaristi, aunando lo matérico, el tachismo, el espacialismo o el art brut, girando hacia una amplia gama de técnicas y materiales distintos en los que encontramos vestigios claros del surrealismo (automatismo) o resultados de su propia investigación como el dripping (goteo) o el grattage (raspado) y el aerosol, pero también hay huellas del dadaísmo, como en el collage de sus inicios. No obstante, también en sus anotaciones lo corrobora,- reflexiones personales escritas al margen de ideas sobre proyectos visuales-. Vaya este fragmento como ejemplo:

  • “La misión de un artista es provocar conciencia en sí y en los demás, para volver al centro. Asumir su reto de comunicador y a través de sus imágenes, involucrar al espectador para que cuestionando, se cuestione. No basta sólo con plasmar formas interesantes o placenteras, debemos de ir mucho más hacia adentro y despertar,- ojalá- con una bofetada, todo tipo de cuestionamientos personales y más aun, UNIVERSALES. No podemos trabajar linealmente, tenemos que investigar con tenacidad, y sólo a través de proyectos fallidos, llegar a la base de nuestra razón de ser, a nuestro eje.”  

Aimee Joaristi

Aimee Joaristi, Silencio VIII, técnica mixta sobre lienzo, 148 x 148 m. 2014

Aimee Joaristi, Silencio VIII, técnica mixta sobre lienzo, 148 x 148 m. 2014

El informalismo, tanto en artes visuales como en literatura, hace énfasis en alejarse del arte “de moda”, ese “arte otro” que llamaba Tápies y que reivindica Joaristi en la actualidad, recordando que el arte representa una búsqueda más allá de la apariencia colorida y la técnica fútil a la que el mercado actual es afín, porque es más fácil  promover y comercializar lo intrascendente en los comercios institucionales del arte, que una producción que cuestiona y reclama la atención del público hacia lo que prefiere ignorar de sí.

Esta intención de desvincularse de las tendencias de moda, marca al informalismo con la sencillez del budismo Zen o los maestros Yogui y traduce su búsqueda en caligrafías.  Coincidentemente, Aimee es una fiel practicante del yoga y en su serie SYMBO, desarrolla un alfabeto sin significado racional, sino producido con la intención de ser percibido.

 

SYMBO fantasma 1. Acrílico recortado e intervenido. 80 x 61 cm. Table top. 2014. Colección privada.

SYMBO fantasma 1. Acrílico recortado e intervenido. 80 x 61 cm. Table top. 2014. Colección privada.

 

Pero son sus textos los que indican claramente su filiación informalista, en medio del arte “de moda”, en el que se “prohíbe” al artista pensar, porque es una actividad reservada a los curadores.

  • “El artista vive, respira y produce envuelto en una mezcla de euforia y angustia; se cuestiona a través de su trabajo y trata de resolver sus inquietudes mediante el mismo. Busca sin tregua el significado de su pertenencia a este mundo y más allá. Su constante investigación lo convierte en un ser silencioso y solitario. Ensimismado en su espacio, llega a viajar tan lejos y tan profundo como bajo los efectos de alguna droga potente, y poco más que eso necesita. Se logra separar de muchas cosas para adentrarse en sí, el vehículo para transcender. Le molesta la palabra que lo define y condiciona: ARTISTA, como si esto resolviese su enigma.”

                                                                                                                                                                Aimee Joaristi

Esta iniciativa de incluir sus reflexiones al lado de algunas de sus piezas, es una presentación de su Neo-Informalismo, porque nos llama claramente a considerar que el mundo sigue en crisis, y en la medida que evitemos pensar en ello, más se acendran esos conflictos locales y mundiales que son responsabilidad de todos y que ella nos insta a sentir orgánicamente, a observar en cada rugosidad de la piel de sus lienzos, que termina siendo la propia, cuando comprendemos que no se trata de tomar partido, sino de tomar consciencia.

la foto 2_2

Aimee Joaristi, Silencio VI, técnica mixta sobre lienzo 150x 150 cm. 2014

Para ver más: 

2 pensamientos en “El Neo-Informalismo de Aimee Joaristi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s